El Arzobispo Shaw durante su visita a las víctimas (tanto cristianas como musulmanas) del ataque terrorista en un parque público en Lahore en el Domingo de Resurrección. Más de 300 personas resultaron heridas y 72 fueron asesinados.

Pakistán: Los atroces ataques seguirán a menos que se cambie la mentalidad y la cultura

Las personas de buena voluntad oran por estos elementos terroristas, para que Dios cambie sus corazones y sus mentes

Hoy en día muchos jóvenes en Pakistán sufren un lavado de cerebro y luego matan o se convierten en terroristas suicidas en nombre de Dios.

Estos atroces ataques continuarán mientras que en Pakistán no trabajemos todos juntos por un cambio de mentalidad y de cultura”, afirmó el P. Inayact Bernard, Rector del Seminario Menor de Santa María en Lahore.

Tras la masacre ocurrida el Domingo de Pascua en Lahore en la que murieron más de 70 personas y unas 300 resultaron heridas, el sacerdote dijo a la agencia vaticana Fides que el trabajo para cambiar la mentalidad de Pakistán debe ser hecho por “padres, maestros, líderes religiosos de todas las creencias, líderes sociales y políticos, todos aquellos que tienen influencia en la opinión pública”.

El Arzobispo Shaw durante su visita a las víctimas (tanto cristianas como musulmanas) del ataque terrorista en un parque público en Lahore en el Domingo de Resurrección. Más de 300 personas resultaron heridas y 72 fueron asesinados.

El Arzobispo Shaw durante su visita a las víctimas (tanto cristianas como musulmanas) del ataque terrorista en un parque público en Lahore en el Domingo de Resurrección.

El presbítero explica que “la violencia continuará hasta que el respeto por la humanidad, la tolerancia y el temor de Dios no sean predicados por los líderes de todas las religiones”, resaltando que los líderes religiosos deben convertirse en promotores de paz y armonía.

“Los enemigos de la nación –resaltó– prosiguen sus planes inhumanos para desestabilizar el país. Las personas de buena voluntad oran por estos elementos terroristas, para que Dios cambie sus corazones y sus mentes, y pueden poner sus energías morales al servicio de la prosperidad y el desarrollo de Pakistán”.
Junto a una “acción constante del ejército y el gobierno para detener y prevenir la violencia, para asegurar la paz y la armonía en el país, está la responsabilidad de todos los 200 millones de ciudadanos de ese país, de cualquier religión, que están llamados a vivir y contribuir a la estabilidad y la prosperidad de la nación”, comentó.
Uno de los puntos fundamentales para el cambio de mentalidad y cultura, explica el sacerdote, es la escuela y la formación de las nuevas generaciones, a través de la obra de la educación.
“A partir de ahí se inicia la construcción de una mentalidad abierta, tolerante, que sabe dialogar, pacífica e inclusiva”, subrayó.

 

one Comment

  • Doris Consuelo Angulo Castañeda 3 years ago

    Invitación a orar sin cansarnos por los violentos perseguidores de la iglesia en el mundo y por el anuncio de la buena noticia o KERIGMA, Dios está vivo, nos ama profundamente tal y como somos y quiere salvarnos. Espíritu Santo abre nuestros labios y nuestra boca proclamaran tu alabanza. Permitenos el don de la conversión. Amén.

    Reply

Add your comment

Your email address will not be published.