Padre Firas: “Uníos a la jornada de oración de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Transmitamos a los sirios la sensación de que no están solos”.

“A cinco años del inicio de la guerra, el pueblo sirio se siente abandonado y afronta una trágica decisión: resistir o abandonar la amada Siria en busca de un futuro mejor”. Así describe el P. Firas Lufti, Franciscano de la Custodia de Tierra Santa, a Ayuda a la Iglesia Necesitada los sentimientos de los sirios.

El religioso sirio lleva algunos meses en Alepo y desde ahí informa sobre las graves dificultades. “La gente tiene miedo y está desorientada. No hay agua ni comida ni electricidad. Y la batalla final, el enfrentamiento más duro que, según dicen, tendrá lugar aquí, todavía no ha comenzado”.

El P. Firas subraya cómo en este momento la población tiene una necesidad extrema de no sentirse abandonada. Por ello, el padre franciscano invita a todos a unirse a la jornada mundial de oración y ayuno por la paz en Siria e Iraq, promovida por Ayuda a la Iglesia Necesitada con ocasión del próximo Miércoles de Ceniza, 10 de febrero. Mediante la iniciativa titulada “¿Llevarás su cruz por un día? Reza y ayuna por Iraq y Siria el Miércoles de Ceniza”, la fundación pontificia invita a todos los cristianos del mundo a unirse en la oración y a observar una jornada de ayuno por la paz en los dos países más castigados de Oriente Próximo. También se puede participar en la campaña a través de los medios sociales utilizando los hastags #fastandpray #carrythecross y #AshWednesday.

“La cercanía espiritual en la oración hará que los sirios no se sientan solos frente a esta guerra infame y terrible”, asegura el religioso, que también anima a todos a apoyar de forma concreta a la Iglesia local, que “nunca ha dejado de ayudar y que no ha desaprovechado ni una ocasión para manifestar el amor del Señor hacia cada persona y, sobre todo, hacia los más necesitados. Nosotros intentamos aliviar las necesidades de la población, proveyendo desde agua y víveres hasta el combustible necesario para sobrevivir al frío invierno. Si ayudáis a la Iglesia, seréis capaces de aliviar el sufrimiento de los sirios, sobre todo, de las mujeres y los niños”.

“Me congratulo de participar y unirme a vosotros en esta importante iniciativa, esencial para el pueblo sirio”. Con estas palabras ha comunicado el P. Jacques Mourad, un religioso que fue retenido preso por el Estado Islámico durante más de cinco meses, su adhesión a la jornada mundial de oración y ayuno por la paz en Siria e Iraq, promovida por Ayuda a la Iglesia Necesitada con ocasión del próximo Miércoles de Ceniza, 10 de febrero.

Mediante la iniciativa titulada “¿Llevarás su cruz por un día? Reza y ayuna por Iraq y Siria el Miércoles de Ceniza”, la fundación pontificia invita a todos los cristianos del mundo a unirse en la oración y a observar una jornada de ayuno por la paz en los dos países más castigados de Oriente Próximo.

“La oración es ciertamente la fuente de todos los milagros que el Buen Dios puede realizar”, ha dicho el P. Mourad a AIN, “y es fundamental creer en su fuerza”. Además, el religioso ha subrayado que es importante rezar en estos días por Siria y por el éxito de las conversaciones de paz en Ginebra que arrancarán el próximo 25 de febrero entre la oposición y el régimen de Damasco, “Hoy, más que nunca, debemos rezar para que el encuentro en Ginebra tenga éxito y para que el Señor ilumine a todos los participantes y los ayude a buscar una salida a esta masacre y a la miseria que aflige al inocente pueblo sirio”.

Además, el P. Mourad recuerda que la población siria tiene necesidad de sentir nuestra cercanía en la oración. “Los sirios son las principales víctimas de esta tragedia”.

También es posible participar en la campaña a través de los medios sociales utilizando los hastags #fastandpray #carrythecross y #AshWednesday.

 

Sin comentarios

Agregue su comentario.

Su dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.