Sin noticias del padre Tom, secuestrado tras la masacre de Adén

El sacerdote, original de Kerala (India), era capellán de las hermanas de Madre Teresa, cuatro de las cuales fueron asesinadas en su convento en Yemen


AIN.- Después de casi una semana, no hay ninguna noticia sobre el paredero del Padre Tom Uzhunnalil, sacerdote salesiano secuestrado por supuestos terroristas después del ataque al convento de las Misioneras de la Caridad en Adén (Yemen), el pasado 4 de marzo.

En el asalto fueron asesinadas cuatro religiosas de la congregación y otras 12 personas, entre colaboradores y ancianos residentes. El padre Francesco Cereda, vicario de la Rectoría Mayor de los Salesianos ha explicado a AsiaNews el compromiso de las autoridades indias, del Vaticano, del Vicariato para Arabia del sur y de la Conferencia Episcopal India para obtener información y contactar con los secuestradores.

Al mismo tiempo, el Padre Cereda cuenta sobre la cantidad de oraciones que se hacen en todas las provincias, colegios e intituciones salesianas, dado que “para Dios todo es posible”. El vicario de la Rectoría mayor recuerda que el Padre Tom -que en los últimos meses había sufrido algunos episodios de violencia, ya que su iglesia en otro barrio de Adén había sido quemada- había decidido permanecer en el país, actualmente en guerra, para apoyar a las Misioneras de la Caridad y a los fieles católicos presentes en Yemen, casi todos trabajadores migrantes que provienen de la India, de Filipinas, de Sri Lanka e Indonesia.

El Padre Tom tiene 56 años, nació en Ramapuram, cerca de Pala (Kerala, sur de India), en una familia profundamente católica. Su tío Matteo, fallecido el año pasado, también era salesiano, y fue el fundador de la misión en Yemen. El Padre Tom se encontraba en Yemen desde hacía cuatro años.

Sin comentarios

Agregue su comentario.

Su dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.